Las 5 razones por las que debes ver “SUPER SIZE ME” y dejar para siempre la comida basura.

 ¡Buenas de nuevo compañer@s!

Hoy en nuestra sección audiovisual queremos traeros un tema que seguro os resultará interesante y práctico, se trata de la alimentación. Y más concretamente de cómo nuestro cuerpo puede verse afectado por su vertiente más dañina y perjudicial, la comida rápida. Para ello, comentaremos el interesante documental Super Size Me, nominado a un Oscar del año 2004 que fue escrito, dirigido y protagonizado por el cineasta independiente Morgan Spurlock.

En él, Morgan realiza el experimento de alimentarse durante 30 días única y exclusivamente de productos de McDonalds. Debe probar al menos una vez todos los productos de la carta y tomar el tamaño gigante si se lo ofrecen.

La alimentación es un pilar fundamental de nuestra salud y como bien indica el refrán “Somos lo que comemos”. Te detallamos las 5 razones por las que debes ver este magnífico documental.

5 – Porque conocerás de primera mano el lado oscuro de la industria alimentaria.

Sí amigos, aunque os pueda sonar raro y desconcertante, ¡existen empresas a las que les importa muy poco la salud de sus consumidores! En el caso que nos ocupa, vemos de primera mano cómo algunas de las gigantes del sector se comportan como una auténtica Evil Corp. propia de algunas obras de Ciencia-Ficción como la O.C.P. de “Robocop” o Weyland-Yutani de la saga “Alien”.

Aquí, en lugar de intentar apoderarse de nuestros hogares o transformar una peligrosa especie extraterrestre en arma biológica, van a bombardear a los niños (principales incitadores en el gasto familiar) con la idea de que ir a McDonalds es guay, que se lo van a pasar diver, que pueden celebrar su cumpleaños allí y que le van a dar un juguete supermolón.

De esta forma, pretenden imbuir en los delicados e imberbes cerebros infantiles un sentimiento agradable, utilizando dibujos animados y anuncios creados única y exclusivamente para que asocien dicha emoción positiva con la marca McDonalds. Éstos y otros recursos, como los parques de juegos que tienen en los establecimientos, consiguen que a los más pequeños les resulte apetecible ir a comer a estos sitios. Así cuando crezca y tenga hijos, también los llevará allí. Creando toda una estirpe de consumidores compulsivos de comida basura  y futuros enfermos crónicos.

¿Quién iba a pensar esto viendo lo divertido que parece Ronald Mcdonald, verdad?.

giphy

4 – Porque vas a aprender que llevar una buena alimentación es responsabilidad tuya y va a beneficiarte más allá de tu salud y tu peso.

En una de las escenas, el protagonista decide visitar 3 institutos y comprobar cuáles son los hábitos alimenticios del adolescente medio estadounidense. En el primero de ellos, el Estado ha contratado a un proveedor barato de alimentos que ofrece a los adolescentes alimentos como snacks, patatas fritas, refrescos azucarados, alimentos procesados industrialmente, bollería industrial… Al preguntar a una alumna lo que iba a comer, ésta le responde que va a tomar patatas fritas y leche argumentando: “así tomaré calcio y verdura.” Horrible.

En la visita al segundo instituto, éste dispone de personal propio para la cocina y elaboran la comida allí. ¿Cuál es el inconveniente? Pues que de nuevo nos encontramos con la industria alimentaria metiendo la zarpa. Los alimentos que cocinan son en su mayoría congelados, fritos, procesados y atiborrados de transgénicos y conservantes. Como nó, el Estado los compra a empresas como las antes mencionadas a un precio barato. Resultado: hay el doble de niños y adolescentes con problemas de obesidad en los últimos 25 años.

Sin embargo, en el último instituto la cosa cambia. Pertenecen a un programa federal de comida sana, que cuesta prácticamente lo mismo que los otros dos, con la salvedad de que todo son alimentos naturales, sin procesar, sin fritos pues casi todo se cocina al horno, por tanto, una dieta muy variada y equilibrada. La consecuencia de esto es que los alumnos de ese centro tienen mejor humor en general y rinden y se concentran más en las clases.

Sorprendente, ¿no?.

shocked_owl

3 – Porque vas a ver cómo afectan esos alimentos a tu cuerpo.

Al inicio del experimento, Morgan comienza teniendo un peso de 84 kilos, un índice de colesterol de 165 mg/dl (normal hasta 200) y un índice de grasa corporal del 11% (normal 25-30 en mujeres; 15-20 en hombres). Realiza un chequeo médico general y todo está perfecto, incluso por encima de la media para su edad (34 años en ese momento).

Con este escenario inicial, asistimos de forma gradual a la degradación física y psíquica que la comida basura provoca en el protagonista. Los efectos empiezan a mostrarse de forma casi inmediata: el malestar general que siente en los primeros días ante el exceso de grasas y azucares deja paso a presión en el pecho, sensación palpitante en la pelvis, mareos, fuertes dolores de cabeza, cansancio y depresión.

Con los chequeos médicos a los que se somete a lo largo de la grabación descubrimos, al llegar al final, que ha ganado 11 kilos en 30 días, tiene un colesterol de 225, un indice de grasa corporal del 18%, daños severos en el hígado y principio de enfermedad hepática. Algo que según el médico sería posible en personas que padecen alcoholismo. También experimenta síntomas parecidos al llamado “mono” de los consumidores de estupefacientes, sufriendo ansiedad y dolor de cabeza cuando no ingiere hamburguesas.

Así pues, descubrimos que los efectos de este tipo de comida en el cuerpo nada tienen que envidiar a los de una droga.

PENNYWISE (2)

2 – Porque verás a los microorganismos en acción.

Una de las partes más interesantes viene incluida en los extras de la edición DVD bajo el nombre “The Smoking Fry”. En ella, el protagonista toma varios productos de Mcdonalds como un Big Mac, un Cuarto de Libra, un McGridle (una especie de Crepe con bacón, huevo y queso), un sándwich de pescado y patatas fritas. Y una hamburguesa y patatas fritas de una hamburguesería tradicional, hechas con productos naturales. Los almacena en tarros cerrados de cristal con el objetivo de comprobar el proceso de putrefacción que siguen los alimentos de forma natural.

Al cabo de 3 semanas comprobamos que las patatas y la hamburguesa de la hamburguesería tradicional presentan claras muestras de compost y hummus, consecuencia del proceso natural de putrefacción. El McGridle, el Cuarto de Libra y el sándwich de pescado también presentan un aspecto similar. Pero la gran sorpresa viene cuando se comprueban las patatas de Mcdonalds y el Big Mac; SIGUEN EXACTAMENTE IGUAL, ni siquiera muestran cambio alguno. Cabe añadir que los responsables de que dicho proceso se lleve a cabo son varios, los mas comunes son el Aspergillos niger (hongo) y la Sacaromyce (levadura).

Ellos activan el proceso de descomposición, del cual la parte visible es cuando aparecen el moho o pelusa, el ennegrecimiento de los alimentos y finalmente el licuado. Imaginaos la cantidad de productos químicos necesarios para frenar el proceso de descomposición y la labor de los microorganismos encargados de ello y luego, pensad que cuando coméis en un establecimiento de este tipo, estas sustancias pasarán a formar parte de vuestro cuerpo. Delirante.

1 – Porque jamás volverás a querer comer en estos sitios y tu salud lo agradecerá.

Y este es el motivo mas importante, ¿no?.

Esperamos que lo disfrutéis y que os guste tanto como a nosotros.

¡Que aproveche!.

 

 

Fuentes:

www.imgur.com

www.gyphy.com

www.reactiongifs.us

www.documentary-movie.com

Anuncios

2 comentarios en “Las 5 razones por las que debes ver “SUPER SIZE ME” y dejar para siempre la comida basura.

  1. Hola compañeros! muy buen artículo, felicidades :). Creo recordar que obligaron a este tipo de empresas a informar a sus consumidores sobre el aporte calorico e información nutricional de sus productos, y debido a esta obligación con sus consumidores, emplearon un método trampa: la informacion nutricional esta detrás de los manteles que ponen en la bandeja, si, debajo de la comida, ciertamente ¿no creéis que es una trampa de estas empresas?, no creo que muchas personas vean la informacion nutricional de los productos que esta comiendo, pero la empresa se limpia las manos, al decir que si da informacion nutricional a sus clientes…

    Le gusta a 1 persona

    1. biodam2016

      Muchas gracias, respecto a la pregunta que nos has lanzado estamos de acuerdo contigo ya que poca gente se va a poner a mirar la información nutricional, la ponen en sitios estratégicos que no estén a la vista y si esta en un tamaño de letra muy reducido, es una multinacional y como la mayoría lo unico que les importa es el beneficio por encima de la salud de sus clientes. Un saludo compañeros!

      Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s