Automedicación: una vía para la autodestrucción

¡Hola amig@s! Un día más os traemos noticias frescas sobre el gran mundo de los microorganismos, en particular algo que hacemos casi tod@s; la automedicación. Siempre que nos encontramos enferm@s solemos automedicarnos, bien por costumbre,  desconocimiento o por consejo externo de algún familiar o amigo. Dados los síntomas padecidos podremos deducir que medicamentos tomar pero… ¿realmente hacemos bien en automedicarnos y abusar de las pastillas?  Hoy os vamos a contar alguna curiosidad sobre este tema. ¡Allá vamos!

Generalmente solemos tener un botiquín o el típico armario en la cocina con los medicamentos comunes; para tratar el dolor de cabeza, de garganta, estomago, mareos etc…  Automedicarse es una practica muy habitual en casi todos los hogares pero el mal uso  de los antibióticos causa  un aumento en la capacidad de resistencia de las bacterias. Debido a esto,  disminuye la cantidad de antibióticos efectivos que eliminen infecciones de forma eficiente.
Según la OMS, la automedicación con antibióticos puede desembocar en una epidemia de “superbacterias”. Os preguntareis que quiere decir esto de “superbacterias”. Como he comentado anteriormente, el abuso de estos medicamentos hace que el organismo se acostumbre a ellas y los virus y las bacterias desarrollen mayor resistencia natural a los antibióticos.

Cabe decir que por lo general existe mucha desinformación con respecto a los antibioticos. Solemos pensar que los antibióticos curan todas las infecciones y esto es un dato incorrecto;  tienen efectividad contra las bacterias y no frente a los virus. La mayoría de las veces combatimos infecciones víricas con antibióticos, resultando pues una mala acción.

Debemos tomar conciencia de que el mal uso de los medicamentos es más importante de lo que creemos, ya que gracias al abuso de dichos medicamentos se han llegado a registrar 25.000 muertes al año en Europa y unos costes sanitarios de 15.000 millones de euros. El número de infecciones por bacterias alcanzan  aproximadamente los 400.000 casos al año.

Según el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III “Cerca de un tercio de las infecciones de sangre producidas por la Escherichia Coli en España son resistentes a la vez a dos de las familias de antibióticos más importantes: las fluoroquinolonas y las cefalosporinas de tercera generación”

Hasta aquí el post de hoy amigos,  hay que extremar las precauciones con la automedicación, y más sabiendo lo que puede pasar. En resumen, al automedicarte sin control y acabaras por maltratar a tu organismo y lograrás que ese virus o bacteria se vuelva cada vez más resistente.

¡Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s